CCA Logo Lider mundial en educación ayurvédica
Skype: EscuelaAyurveda

La importancia del rasa (sabor) en un programa de nutrición

La mayoría de las dietas en occidente han sido diseñadas de acuerdo a tendencias generalizadas de nutrición sin tener en cuenta la constitución de cada persona, es por ello que los esquemas nutricionales tradicionales no funcionan de la misma manera para todos, creando desequilibrios que a la larga se pueden traducir en enfermedades.

En Ayurveda la nutrición se fundamenta en el uso de los sabores (rasa) de acuerdo a la constitución, esto significa que cada persona puede tener un programa alimenticio diferente que armonice su cuerpo, su mente y sus emociones, con su entorno, para ello es importante conocer los sabores y cómo aplicarlos de acuerdo a nuestra constitución.
 
Teoría de los 6 sabores:

 Existen seis sabores distintos que se componen de los mismos 5 elementos, para poder comprender los sabores es necesario comprender los elementos que los componen para conocer sus cualidades.

Los seis sabores son la base fundamental de toda dieta y de los tratamientos ayurvédicos con hierbas. Dependiendo de las cantidades que se ingieran de los seis sabores, los doshas aumentan o disminuyen en el cuerpo humano, equilibrándolo o desequilibrándolo.

Para poder experimentar los sabores se requieren de la presencia de dos elementos el agua y la tierra, que son el sustrato de la manifestación del sabor según el Caraka Samhita (libro tradicional de la India).

El consumo inadecuado de los diferentes sabores puede ocasionar la creación defectuosa de los tejidos, resultando en la enfermedad.

Sabor picante: Compuesto de los elementos fuego y aire. Tiene cualidades duras, calientes, ligeras, móviles y secas. Causa sudoración, produce pérdida de agua, es purificador, ocasiona la pérdida de tejido por el fuerte fuego, aumenta la digestión, quema las toxinas y tejidos. El exceso de sabor picante lleva al aumento de la pasión, la intensidad y la ira. El poco uso de este sabor debilita la digestión y reduce el metabolismo.

Sabor agrio: Compuesto por los elementos tierra, fuego y algo de agua. Tiene cualidades pesadas, calientes, húmedas y estables. Es nutritivo, pero no tanto como el dulce, es el segundo más caluroso, mejora la digestión, aumenta la circulación. En exceso daña el intestino delgado produciendo hiperacidez. Mejora el discernimiento. Poco sabor agrio la persona se hace pasiva y crédula.

Sabor amargo: Compuesto por los elementos aire y éter. Tiene cualidades frescas, móviles y secas. Por ser tan fresco reduce el agni debilitando la digestión si se consume en grandes cantidades, peor en pequeñas cantidades hace el efecto contrario. Es purificante de la sangre, reduce los niveles de azúcar en la sangre, ayudan en la depuración del hígado, ayudan en la pérdida de peso. En exceso reseca los tejidos, produce pérdida de peso, insomnio, y mala circulación, debilita el corazón y los glóbulos rojos, puede producir insatisfacción por la vida y la persona se vuelve amargada en diferentes aspectos de la vida, temerosa, ansiosas e insegura. La falta de este sabor produce un cuerpo impuro, lleno de toxinas; puede causar desmotivación y a una incapacidad de crecer. Estimula el crecimiento espiritual, aumenta el entusiasmo y puede terminar produciendo inestabilidad por el aumento de prana.

Sabor dulce: Compuesto por los elementos agua y tierra. Tiene cualidades pesadas, húmedas, refrescantes, estables, suaves y blandas. Es nutritivo y tonificante, construye tejidos, hidrata, disminuye la capacidad de digestión, mejora la fuerza de los débiles. En exceso afecta el páncreas y el bazo, provocando la diabetes mellitus, obesidad y la formación de toxinas. La falta de azúcar produce emaciación y debilidad.

Sabor salado: Compuesto por los elementos agua y fuego. Tiene cualidades húmedas, cálidas y pesadas pero no tanto como el dulce, no es ni estable ni móvil. Es suavemente tonificante, potencializa el sabor, es un sedante nervino, suaviza los tejidos, aumenta la flexibilidad y la agilidad. Útil en personas débiles y con ansiedad, reduce los ataques de pánico. El exceso del sabor salado debilita los riñones, afecta la hipertensión, aumenta la retención de agua y el edema, genera el cabello gris prematuramente, produce calvicie prematura y hace que la piel se arrugue. La deficiencia de sal lleva a la cobardía y, produce inflexibilidad en el cuerpo y la mente.

Sabor astringente: Compuesto por los elementos tierra y aire. Tiene cualidades secas, frías, no es ni muy pesado ni muy ligero, ni muy móvil ni muy estable, reduce más que lo que tonifica. Es benéfico para aumentar el tono de los tejidos, reduce los prolapsos, útil para las supuraciones en las llagas de la piel, reduce el sangrado. En exceso produce resequedad en el colon, gases y estreñimiento. La deficiencia de este sabor produce el exceso de sudor, menstruación y mucosas excesivas, seca la personalidad, hace al persona aburrida y sin inspiración, puede crear inseguridad e introversión.
 
José Mario Rincón R.
Profesional en Salud Ayurveda